Nora, una gata que lucha contra el cáncer y la paraplegia

By  |  0 Comments

Conocí a Nora en el refugio en el que colaboro. Era una pequeña gatita asustada que acababa de llegar a un lugar que no conocía. Sin embargo, al poco pudimos conocer su verdadero carácter: el de una gatita tranquila, dulce, cariñosa y algo juguetona que acabó enamorando a medio refugio. Cada vez que iba con mis compañeros, nos acercábamos a ver a los gatos en adopción, lo que hizo que no tardara en acabar enamorándome de ella. Después de mucho pensarlo, pude convencer a mi familia para adoptarla. Apenas habían pasado tres meses desde su llegada al refugio y ya se había convertido en una gata joven de un año, cariñosa y llena de vida. Además, me había asegurado que fuera negativo a las dos enfermedades más comunes en los gatos: FELV y FIV, pues tenía otra gata en casa que estaba sana y no quería comprometer su salud. De esta manera, adopté a una gata negativo y joven no debería tener problemas… o eso pensaba yo. Ahora Nora es una gata con linfoma y paraplegia que está lucha por su vida.

Nora en el veterinario antes de conocer su problema

Nora en el veterinario. Aun no imaginábamos lo que se venía encima…

A los tres meses de tenerla en casa empecé a notar en ella cosas raras: encorvaba su espalda al andar y se quejaba cuando la cogía en brazos. Decidimos llevarla al veterinario y fue allí cuando comenzaron los problemas: tras una radiografía, detectaron una masa extraña cercana a su columna vertebral. Era un caso raro y no sabían lo que era, así que nos derivaron a un traumatólogo especialista para que llevara su caso. Hubo que hacerle un Tac de urgencia porque ese mismo día dejó de mover sus patitas traseras: algo estaba comprimiendo su médula. Y así, entre consultas, Tac, Resonancia y veterinarios de urgencia, cuando al fin supieron de qué se trataba, ya era tarde: la pequeña había perdido la sensibilidad que le quedaba en sus patitas traseras. Hubo que operarla de urgencia, dándome un 50% de probabilidades de que pudiera recuperar la movilidad. Tuvieron que hacerle una doble histerectomía a lo largo de su columna vertebral para retirar aquella masa que se había instalado en su pequeño cuerpo. Y ojalá hubiera acabado todo lo malo ahí, pues en el peor de los casos, una gata parapléjica podría llegar tener una vida feliz.

Nora es una gata con linfoma y paraplegia

Nora preparada para una de sus visitas al veterinario

Sin embargo, los resultados de la biopsia confirmaron lo que los médicos se temían: la gata tenía un linfoma, un tipo de cáncer agresivo dispuesto a acabar con la vida de mi pequeña. Ella está recuperándose aún de la cirugía, pero es fuerte y saldrá de esta. No nos vamos a rendir. Quiero luchar contra esto y que mi pequeña Nora pueda volver a caminar y a correr de nuevo por el pasillo junto con mi otra gata.

Estudiando junto a Nora, una gata con linfoma y paraplejia

Estos últimos días han consistido en cuidar de la pequeña y estudiar

Es un caso grave que necesita quimioterapia, y probablemente también de acupuntura para intentar restaurar su sistema nervioso. Pero los que habéis pasado por casos similares, sabréis el enorme esfuerzo económico que ello requiere. Por el momento ya llevamos gastados más de 3000 euros que aun no se como podré devolver. Y no puedo quedarme de brazos cruzados viendo como un tumor me arrebata a mi pequeña, por lo que quiero llegar al fondo del asunto e intentar que el cáncer remita.

Cicatriz de Nora tras la operación

Cicatriz de Nora después de la operación. La biopsia reveló que se trataba de un linfoma de grado intermedio

Es la gata más tierna y dulce del mundo y no puedo dejar de seguir luchando por ella.

Por favor, necesitamos ayuda para cambiar la suerte de Nora y poder afrontar sus gastos de la operación, quimioterapia y acupuntura para ayudarla en su lucha contra el cáncer y que pueda volver a caminar. Por eso hemos creado una campaña solidaria (haz clic para verla) con el fin de intentar recaudar fondos. Cada pequeño gesto cuenta, por poco que sea, ya sea mediante la difusión o cualquier muestra de cariño, ánimos o energía positiva para que se recupere.

Ayuda a Nora a luchar contra el cáncer y a que pueda volver a caminar

Ayuda a cambiar la suerte de Nora. Ayúdanos para que esta gata con linfoma se recupere y pueda volver a caminar. Nota: Puedes seguir el estado y evolución de mi pequeña a través de @Beautifly_es en Instagram Stories.

¡Actualización! Ahora puedes seguir a Nora en su propia cuenta de Instagram: @noralovecat

Para ayudar a Nora, haz clic aquí

Por favor, comparte su historia para que llegue a más gente.
happywheels

Redactora de belleza que busca los mejores productos de cosmética natural y libres de crueldad animal. Porque no es necesario el sufrimiento de otros.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove