Amor/odio con mi taza KeepCup de Mr. Wonderful

By  | 2 Comments

Sinceramente, desconocía la existencia de las tazas Keepcup hasta el momento en el que Mr. Wonderful las puso en su tienda online. Quienes me sigan en Instagram desde hace tiempo, conocen mi amor por los productos de la marca, así que cuando sacaron sus ediciones personalizadas no lo pude evitar y aproveché una oferta para pillarme una de las tazas. En sí la idea me pareció genial, ya que me permitía poder llevarme el café a la universidad en los días que iba con prisa, que son casi todos, y no me daba tiempo a tomármelo en casa.

Así que cuando la recibí, empecé a darle mucho uso para ir a la facultad, ya que cuando estás en horario de tarde y tienes clase a las 15.30, apenas da tiempo ni a almorzar. Me la llevaba en el coche y me iba tomando el café a sorbos mientras esperaba a que el semáforo volviera a ponerse en verde. Todo iba perfecto hasta que empezaron los problemas.

A la semana de uso, noté que se le había quedado un ligero olor a café, que cada vez fue a más a pesar de mi insistencia en los lavados.

KeepCup de Mr Wonderful

PROS
  • Mensajes positivos y diseño de Mr Wonderful
  • La comodidad que supone poder llevar nuestra bebida a todas partes
  • Hecho de Polipropileno libre de BPA/BPS y reciclable 100%.
  • Lleva una banda de silicona para poder agarrar la taza sin quemarnos
  • Se pueden meter en la carga superior del lavavajillas
CONTRAS
  • El fuerte olor a plástico que desprende, sobre todo en los primeros usos
  • La tapa no es del todo segura, ya que si se vuelca demasiado la taza, se derrama el producto
  • El olor a café se queda impregnado en la taza después de varios usos

Cómo veis, los contras que tiene esta taza son de bastante peso. El hecho de que después de varios usos se le haya quedado un olor a café rancio no es algo que motive mucho a la hora de utilizarla. Al sabor del café, eso sí, no le afecta pero sigue siendo un engorro el tema del olor.

¿Tiene arreglo?

Estuve investigando acerca de estas tazas, y dentro de la poca información que encontré, descubrí que el material con el que están hechas las tazas, el Polipropileno, es poroso y absorbe con facilidad el olor de las bebidas calientes. Leí también que lavar estas tazas con agua caliente no hace sino empeorar el asunto, por lo que hay que hacerlo con agua fría para evitar que los olores se impregnen en él.

Sobre si tiene arreglo o no, actualmente me encuentro en proceso de ‘desodorización’. Vamos, que estoy probando algunos trucos para minimizar el olor. Espero conseguirlo y compartir con vosotros lo que me haya funcionado.

KeepCup ¿La volvería a comprar?

Si pudiera volver atrás, quizás buscaría alguna otra alternativa a estas tazas para llevar el café de forma más segura y menos olorosa. Eso sí, quizás esta taza la habría comprado de todas formas para utilizarla solamente con el resto de bebidas, porque me sigue pareciendo una monada de taza y muy útil para llevar en el coche.

La recomiendo solamente a aquellas personas que vayan a utilizar este producto para bebidas frías o que no tengan un olor tan fuerte, como las infusiones.

Espero poder solucionar pronto el tema del olor de mi KeepCup. Si alguno conoce alguna alternativa que funcione bien, podéis dejádmelo en los comentarios. Os estaré muy agradecida.

¿Vuestra experiencia con las KeepCup es la misma o es que la mía ‘salió rana’? 

happywheels

Redactora de belleza que busca los mejores productos de cosmética natural y libres de crueldad animal. Porque no es necesario el sufrimiento de otros.

2 Comentarios

  1. Laia

    15 noviembre, 2016 at 13:24

    Lo cierto es que si sueles llevar café diariamente, sí que parece que quede una olorcilla, pero intenta, después de lavarla, no dejarla cerrada con la tapa, de modo que no se quede tanto el olor. Yo la tengo también y lo cierto es que cuando la usaba en época de exámenes para llevar el termo e irme haciendo cafés, la keepcup parecía que tuviera vida propia hasta que empecé a dejarla ventilar. No te vas a librar totalmente del olor, pero al menos lo reducirás y cuando no tomes café tan habitualmente, verás que es imperceptible, o casi. Espero que te sirva al menos un poquito 🙂

    • Vanesa R.A.

      22 noviembre, 2016 at 11:56

      No se me había ocurrido hacerlo de esa manera, así que lo probaré. ¡Muchas gracias por tu consejo! 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
error: © Beautifly 2016. Todos los derechos reservados.