Estée Lauder se hace también con la firma Too Faced

By  |  0 Comments

La noticia salió a la luz el pasado 15 de noviembre en la web especializada moda.es, la cual ha generado una gran decepción entre todos aquellos que únicamente apoyamos a todas aquellas marcas 100% libres de crueldad, al ver más cada vez más limitadas nuestras opciones en el mercado.

Este nuevo caso de concentración empresarial por parte del grupo Estée Lauder -quién parece no haber tenido suficiente con la adquisición de Becca Cosmetics-, siembra la duda entre una parte de los que habían sido, hasta el momento, consumidores habituales de la marca. ¿Merece la pena seguir apoyando a Too Faced aunque continúen con su política cruelty-free? O por contra, ¿deberíamos dejarla de lado junto a otras muchas que pertenecen a empresas que testan en animales, como ocurre en el caso de NARS (que pertenece a Shiseido), Urban Decay o The Body Shop (ambas del grupo L’oreal)?

Estée Lauder compra a la firma norteamericana Too Faced

En cuanto a la duda sobre si seguir apoyando o no a estas firmas, existen actualmente dos corrientes de opinión. Por un lado, están los que creen que apoyando a las empresas cruelty-free que forman parte de grupos que realizan pruebas en animales, no sólo ayudamos a la marca libre de crueldad sino también a su empresa matriz. Por contra, están los que consideran que, actuando de esa manera, conseguiríamos hacerles llegar el mensaje a su empresa madre sobre nuestra intención de apoyar únicamente sus marcas libres de crueldad, lo que les obligaría a considerar la tendencia de los consumidores.

Pero, por el momento, la mayor preocupación se centra en saber cuál es la dirección que tomará la empresa a partir de ahora y si contemplarán una posible entrada al mercado chino. La tendencia es que, al menos hasta ahora, la mayoría de marcas que tenían una política libre de crueldad han seguido manteniendo ese criterio a pesar de haber sido compradas. Algo lógico si tenemos en cuenta que una parte de su éxito está en la suma entre una gran calidad y ese logo del conejito que muchos buscamos a la hora de elegir nuestros productos cosméticos, por lo que puede que no quieran arriesgarse a desviar a Too Faced de su línea habitual.

Políticas de experimentación

La política de Estée Lauder en cuanto al testado de sus productos es el de “probarlos en animales cuando la ley lo requiera” (como en China, cuya ley les “obliga” a testar en animales). A pesar de que sus dos últimas adquisiciones –Becca y Too Faced– eran 100% libres de crueldad, no sabremos aún lo que ocurrirá con ellas a partir de ahora. Esperemos que, al menos, les permitan mantener su filosofía y las mantengan al margen de China.

¿Qué opinas sobre todo esto? ¿Seguirás apoyando a Too Faced?

happywheels

Redactora de belleza que busca los mejores productos de cosmética natural y libres de crueldad animal. Porque no es necesario el sufrimiento de otros.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove