Mascarilla de avena y yogur para los puntos negros

By  |  0 Comments

Los puntos negros son, junto con el acné, uno de los problemas estéticos más comunes. Consisten en esos pequeños puntitos que aparecen en algunas zonas del rostro, principalmente en la zona T. Y no son otra cosa, que comedones que se forman cuando las células muertas se mezclan con el sebo producido por nuestra piel, presentando ese característico color por la gran concentración de células muertas.

Un problema que hay que combatir, primero de todo, mediante la prevención. Es por ello, que resulta muy importante mantener unas rutinas para el cuidado de la piel, especialmente en cuanto a la limpieza diaria.

Para eliminar esos dichosos puntos negros de manera natural y sin gastar demasiado, el yogur resulta uno de los ingredientes clave con el que preparar mascarillas caseras para la piel. Si además le añadimos copos de avena, podremos exfoliar la piel de forma suave y sin resultar agresivo.

Así que en este nuevo Beauty DIY, he decidido traeros las claves para preparar esta mascarilla casera con la que podréis eliminar los puntos negros a la vez que os realizáis una pequeña exfoliación de forma suave, gracias a los granos de la avena.

 

BEAUTY DIY

 

INGREDIENTES
  • 1 yogur natural
  • 2 cucharadas de copos de avena
  • Unas gotas de limón (*)

 

PREPARACIÓN

En un cuenco, añade primero el yogur natural y echa encima las dos cucharadas de avena. Mezcla primero bien esos dos ingredientes hasta que obtengas una especie de pasta. Es probable que tardes un par de minutos, hasta que la avena haya absorbido parte del agua del yogur y se hidrate. Por último añade unas gotas de limón, ya que al ser astringente, ayuda a controlar el exceso de sebo. Remueve todo bien y ya tendrás lista tu mascarilla natural.

 (*) Recuerda que el limón es fotosensible, por lo que recomiendo utilizar esta mascarilla por la tarde/noche, o bien lavaros muy bien la cara después para evitar que os salgan manchas con la exposición al sol.

 

CÓMO APLICARLO
  1. Primero, lávate el rostro con un poco de agua caliente para conseguir que se tus poros se abran y se ablanden los puntos negros.
  2. Aplícate la mascarilla casera de yogur realizando un ligero masaje, principalmente en la zona T y aquellas zonas dónde tengas puntos negros.
  3. Deja actuar la mascarilla durante unos 10 o 15 minutos.
  4. Cuando el tiempo haya pasado, aclárate el rostro con agua fría y por último, aplica tu crema hidratante habitual.

 

Puedes utilizar esta mascarilla una o dos veces por semana, hasta que los puntos negros hayan desaparecido. Después, puedes reducir la aplicación a una vez por semana para prevenir que éstos vuelvan a aparecer.

Espero que este nuevo DIY de belleza os haya resultado útil.

 

¿has probado esta mascarilla? cuéntame tu experiencia 

Recuerda que también estoy en:

Sígueme en FacebookSígueme en TwitterSígueme en InstagramSígueme en Google+Sígueme en PinterestSígueme en Bloglovin alt=

si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales

happywheels

Redactora de belleza que busca los mejores productos de cosmética natural y libres de crueldad animal. Porque no es necesario el sufrimiento de otros.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove