Concentración empresarial, ¿cómo afecta a la cosmética cruelty free?

By  |  0 Comments

Concentración empresarial de las marcas cruelty free: conoce los entramados de las grandes empresas

Es bastante común que la mayoría, al adentrarse por primera vez en el sector de la cosmética libre de crueldad, se sienta al principio muy perdido. Pero os aseguro que no es tan complicado como pueda parecer.

Por una parte tenemos a dos de los grupos más grandes dentro del sector de la belleza: Loreal y Estée Lauder. La primera cuenta con una gran variedad de firmas, aunque aquí nos centraremos tan sólo en aquellas marcas que se han mantenido fiel a su política y filosofía a pesar de haber sido adquiridas por otras empresas.

¿Merece la pena apoyarlas?

Al igual que comentamos en una entrada anterior – en la que informamos de cómo Estée Lauder había adquirido la firma Too Faced-, actualmente existen dos corrientes de opinión claramente diferenciadas. Por un lado, se tiene la creencia de que si tan sólo apoyásemos a aquellas marcas que no testan en animales, de alguna manera, conseguiríamos hacerle llegar el mensaje a su empresa madre, quienes probablemente estudiarían esa nueva tendencia de los consumidores. Esto ocurre con marcas como The Body Shop (perteneciente a L’oreal) o NARS (propiedad de Shiseido). Pero también hay otra corriente que opina que al apoyarlas, también financiamos a su empresa matriz, la cuál seguiría enriqueciéndose a nuestra costa.

Hay que tener en cuenta que a las empresas lo que les mueve es el dinero, y un aparente rechazo a las marcas que testan, les obligaría a replantearse sus métodos para ajustarse a los requisitos marcados por los consumidores. Unos consumidores más concienciados con el bienestar animal que rechaza cualquier firma que testa en animales o vende en China (dónde por ley están obligados a hacerlo) sería una decisión que con toda probabilidad, obligaría a las marcas a adaptarse para poder seguir vendiendo.

En el caso de los consumidores que deciden dejar de apoyar estas marcas, optan únicamente por aquellas 100% independientes, como ocurre actualmente con Pacífica (a la venta en iHerbLUSH, o Colourpop.

Como no queremos hacer este artículo más complejo de lo que es, vamos a centrarnos únicamente en aquellas marcas libres de crueldad o cruelty free que pertenecen a otras marcas que sí experimentan y/o venden sus productos en China. De esta manera, podremos hacer este tema lo más sencillo posible.

Marcas cruelty free que forman parte de otras que no lo son

Shiseido

Entre las marcas que forman parte de Shiseido, tan sólo NARS, Bare Minerals y Buxom son 100% libres de crueldad.

GRUPO L’OREAL

Dentro del gran número de marcas que posee el grupo L’oreal, sólo cuatro han conservado su política libre de crueldad. Nos referimos a NYX, Urban Decay, –ambas cuentan con el certificado oficial de PETA– The Body Shop y Urban Decay.

KOSE 

Es poseedor de la firma Tarte, muy conocida en Estados Unidos aunque, por el momento y a pesar de su fama, aún no ha llegado a España.

Grupo COTY

Las marcas libres de crueldad de este grupo son Covergirl y NYC. El Grupo Coty es poseedor de multitud licencias de marcas, como Marc Jacobs o Adidas, para hacer perfumes, los cuáles son vendidos en la mayor parte del mundo, China incluida.

UNILEVER 

La empresa Unilever es propietaria de las marcas cruelty free Dermalogica, Kate Somerville y Murad.

ESTÉE LAUDER

Como ya sabemos, recientemente se hizo poseedora desde de las firmas Becca Cosmetics y Too Faced. La marca Smashbox también se encuentra en su poder.

Y con ello habríamos englobado a todas aquellas marcas cruelty free que forman parte de otras que sí realizan ensayos con animales.

happywheels

Redactora de belleza que busca los mejores productos de cosmética natural y libres de crueldad animal. Porque no es necesario el sufrimiento de otros.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove